El cuidado de las corbatas

Despues de usar corbata

 El correcto cuidado de una corbata empieza después de su uso. Es imprescindible desanudar la corbata y enrollarla empezando por la parte más estrecha. Es el mejor tratamiento para evitar arrugas y pliegues. En el caso de que la corbata, al día siguiente, esté arrugada –en el caso de corbatas de calidad extrañamente se da este caso- no es necesario ir inmediatamente a por la plancha. Lo mejor es tratar las arrugas con vapor, acercando la plancha justo por encima de la arruga pero sin llegar a tocarla. También es recomendable, en una bañera de agua caliente, pasar la corbata por encima del vapor que el agua desprende. Una buena corbata quedará de nuevo perfecta.


Como guardar corbatas

Las corbatas enrolladas
Las corbatas enrolladas

La siguiente recomendación para un buen mantenimiento de su corbata es cómo guardarla. Se trataría básicamente de la misma recomendación que para cualquier otra prenda textil: no se debe guardar en el armario arrugada sino colgada o estirada y de forma que el aire circule suficientemente y quede resguardada de la luz solar, el polvo, la humedad o de alguna polilla. La mayoría de los hombres almacenan sus corbatas de forma colgante mediante un soporte especial para ello. En este aspecto, es importante señalar que, se debe prestar atención de que no haya bordes que puedan engancharse con el tejido de la corbata.

 

Las corbatas de punto son una excepción: para evitar que se den de sí, la corbata se debe guardar estirada de forma plana o enrollada. Quien disponga de suficiente espacio, puede utilizar este método para todas sus corbatas. Tener un cajón separado para tener sus corbatas dispuestas de forma ordenada y poder verlas todas de un sólo vistazo puede ahorrarle muchas búsquedas tediosas en el fondo del cajón.


Corbatas en los viajes

 

 

A la hora de viajar, se puede doblar la corbata simplemente sin presionar en exceso el pliegue. También se pueden enrollar las corbatas y meterlas entre el resto de las prendas aprovechando los huecos (de esta forma mantendrán mejor su forma). Después de deshacer la maleta un corto baño de vapor dejará en unos instantes su corbata como nueva.


Lavado de la corbata

 El cuidado de una corbata de seda de buena calidad implica prevenir y guardar cuidadosamente. Qué pasa cuando surge la mancha. Es mejor en cualquier caso no lavarla, eso lo dejaremos sólo para casos de emergencia. En estos tiempos de limpieza con productos químicos, pocas personas piensan en otras alternativas para la eliminación de manchas. En corbatas de alta calidad debe valorar si, realmente, es necesaria una limpieza. Puede pasar que el relleno al ser después planchado pierda su volumen. Lo ideal sería, para las corbatas hechas mano, que un profesional la descosa sacando el relleno, y una vez, lavada y planchada, volviera a coserla.

 

Lavar la seda frecuentemente no es recomendable, por lo que debe sacar las pequeñas manchas con un quitamanchas suave o Spiritus. Algunos expertos recomiendan sumergir la mancha completamente en la solución líquida para que no quede marca alrededor de los bordes tratados con el quitamanchas. Nosotros recomendamos como alternativa, mojar un paño de algodón limpio de color blanco en la solución quitamanchas y presionar sobre la mancha hasta que quede húmeda.

 

La prevención es, sin lugar a dudas, la mejor medida. Es por ello que, si lo prefiere, cuando viaje o tenga asuntos de negocios, deje las corbatas de seda de colores más claros en el armario. En los colores claros hasta las salpicaduras más pequeñas son visibles. En las corbatas de seda Jacquard más oscuras permanecerán invisibles.

Vida de la corbata

La vida de una corbata, o lo que un hombre de esplicar a una mujer sobre corbatas
Vida de una corbata


Si las corbatas están tratadas y guardadas adecuadamente podrá vestir corbatas hechas a mano de seda de alta calidad siempre. Será más bien una decisión de moda si la sigue llevando o no. Aunque su corbata quede pasada de moda siempre le queda la esperanza de que, con el tiempo, vuelva a ponerse de moda y pueda volver a llevarla.